Image

Me empecé a interesar en la fotografía durante los años en que estudiaba Lengua y Literatura Hispánicas en la Universidad de Chile. Comencé a estudiarla a los 27 años. He visto la migración de la fotografía análoga a la digital y con esta experiencia he construido mi aprendizaje personal sobre las distintas posibilidades que la técnica de uno u otro procedimiento permiten. Por ello viajé a Barcelona a estudiar tanto Fotografía Digital como Copiado Fino en análogo en GrisArt Escola de Fotografía.
Al regresar a Chile hace 17 años, comencé el camino de la docencia, el que me ha llevado a construir una constante y perseverante línea creativa por medio de la enseñanza, por ello mismo he seguido estudiando otras áreas relacionadas con mis intereses como el Diplomado de Estética y Filosofía en la Universidad Católica de Chile.
A través de distintas guías de talleres, seminarios de título y asesorías de proyectos concursables, me he forjado en la experiencia de ahondar tanto en la técnica como en la expresión fotográfica para que cada alumno o alumna plasme su manera particular de ver y entender el mundo. Es un método pedagógico personalizado, en el que cada uno reinventa las herramientas técnicas y conceptuales entregadas en busca de su natural y original visión.

Un diálogo que no se agota


La fotografía y yo conservamos un diálogo que no se agota. Cada nueva imagen personal o cada proyecto pedagógico plantean nuevos desafíos. Es un nuevo ser que nace y se construye con inspiración, sinceridad y trabajo. Llevarlo a cabo supone una reflexión personal que integra luz, forma y narrativa. Con la fotografía he podido conocer la relación entre los individuos y la sociedad en la que viven, puesto que ambas instancias se moldean mutuamente y se dan forma en las imágenes. Como fotógrafa este conocimiento ha brindado experiencias muy significativas a mi vocación, pues incentiva mi propia búsqueda de comprensión y expresión del estado interno de lo que somos como individuos en el tiempo que nos ha tocado vivir.